DV vulnera el derecho a replica y veta “Boulevard Antifascista”

El pasado 11 de mayo, dos días después del acto de conmemoración del día de la victoria en Donostia, el Diario Vasco publicó en su sección de cartas al director una nota de carácter totalmente manipulador, tanto en lo referido al acto conmemorativo en sí, como a la propia Victoria sobre el Fascismo. Los colectivos organizadores de procedencia vasca no citados en la nota (Askapena, Boltxe, EuskalHerria-Donbass Komitea, Sare Antifaxista, EPK- PCE, K17) han remitido el pasado 15 de mayo una réplica a la sección de cartas al director del citado periódico. El Diario Vasco, sin embargo, ha decidido negar el derecho de réplica, censurar la respuesta “Boulevard Antifacista” y amparar el contenido y tono filofascista de la nota original.

Por todo ello, los citados colectivos animan a toda persona que reconozca la inestimable aportación de la URSS en la liquidación del fascismo y en general a toda persona antifascista que difunda este artículo y denuncie el veto al derecho de réplica que impone DV.

Boulevard Antifascista, Sr. Odriozola

Sr. Odriozola, leemos con sorpresa e indignación su nota de ¿Boulevard o Plaza Roja? Su estrategia, tan vieja como deshonesta, de intoxicar en base a distorsiones y mentiras que no por mil veces repetidas cambian la realidad de los hechos, nos obliga a matizar punto por punto sus afirmaciones para demostrar lo ominoso de su artículo.

En primer lugar, el evento no estaba convocado únicamente por VESTA, sino que otras 6 entidades (Askapena, Boltxe, EuskalHerria-Donbass Komitea, Sare Antifaxista, EPK- PCE y K17) también participaron en la organización del acto. Si Usted estuvo ahí, vería en los paneles luminosos los anagramas de los 7 organismos convocantes.

En segundo lugar, el tono irónico y expresiones como “final feliz” para referirse al fin de una guerra que en realidad fue una agresión fascista es una falta de respeto a la memoria de todas sus víctimas. Esa falta de respeto se agrava aún más cuando menosprecia el esfuerzo bélico que realizó el pueblo soviético. Los datos, lea bien señor Odriozola, datos, no intoxicaciones o posverdades, avalados por la mayora de los historiadores hablan por sí solos: el 65% de los muertos en el bando aliado correspondieron a la URSS frente a un 4% de muertes angloamericanas o un 1% de muertos franceses. Fueron más de 25 millones los muertos en el bando soviético. Igualmente, el Ejército Rojo infringió a la Wehrmacht alrededor de ¾ partes de sus bajas totales. Es la magnitud de esos datos, sepultados por décadas de propaganda anticomunista en un contexto de guerra fría, lo que hizo que el propio Churchill hablase en términos de deuda de sangre con el pueblo soviético. Son esos datos los que nos llevan a calificar de glorioso al pueblo soviético.

Su tono irónico sobra Sr. Odriozola. De hecho, con él escupe Usted sobre la memoria de quien lo dio todo en la lucha contra el fascismo, incluida la de los vascos que perecieron aquí, en su tierra y allá, en la URSS y que también fueron homenajeados el pasado día 9. Su Lucha antifascista fue apoyada principalmente por esa misma URSS, mediante la organización de las Brigadas Internacionales, el envío de armas y suministros o la acogida de niños y niñas, mientras las democracias burguesas como Reino Unido o Francia negaban toda ayuda en conveniencia con las fuerzas franquistas.

En tercer lugar, en lugar de citar de rondón únicamente el pacto de no-agresión germano-soviético, debería Usted haber profundizado más, por ejemplo en el pacto de no agresión germano-polaco en 1934, que tampoco le valió al pueblo polaco para evitar la violencia nazi. O el Pacto de Munich, en el que las potencias “democráticas” de Francia y Reino Unido acordaban junto a la Italia y Alemania fascistas el reparto de Checoslavaquia a manos del III. Reich, sin la participación de ninguna delegación checoslovaca.

En cuarto lugar, Es cierto que hubo una conexión con los actos conmemorativos que se estaban celebrando en Moscú y, obviamente al tratarse de una conmemoración militar, se vieron imágenes del desfile militar. Es obvio que ese ejército no es el mismo que luchó por el Socialismo, pero si estuviera usted verdaderamente preocupado por el militarismo y el imperialismo, debería centrarse en denunciar las recientes agresiones e intervenciones por parte de la OTAN en distintas y cada vez más numerosas partes del globo.

En quinto lugar, miente Usted directamente cuando afirma que el discurso no giró tanto sobre las atrocidades nazis, como sobre las bondades del comunismo internacional: El comunicado que se leyó se puede consultar en cualquiera de los sitios web de las organizaciones convocantes.

Antes de acabar, permítame decirle, señor Odriozola, que su memoria es sorprendentemente selectiva: en Donostia hemos visto muchos actos políticos, desde la Falange, hasta respetables partidos que apoyan las políticas de endeudamiento y recortes económicos que condenan a millones a la pobreza, la escasez y la privación, que son mucho más humillantes para el proletariado internacional y los pueblos oprimidos del mundo.  No hemos encontrado ninguna encendida reseña suya al respecto.

Nos gustaría creer que es Usted un demócrata con mala memoria, pero lamentablemente parece más bien un demócrata de esos de toda la vida. Lo tenía Usted muy fácil Sr. Odriozola. Bastaba con dejarlo pasar, pero Usted ha preferido poner su particular pica en Flandes, y en lugar de ponerse del lado de la dignidad de las víctimas del fascismo, ha optado, en el aniversario de la derrota de semejante aberración histórica, por reservar los rasgos más definitorios del nazismo, su carácter genocida y esclavista, para quien hizo una contribución inestimable en su liquidación como sistema político y que, no lo olvidemos, no es sino una de las formas de dominación del capitalismo monopolista, que cómo algún afamado revolucionario dijera, es el genocida más respetado del mundo, con más de 20 millones de víctimas sólo en las guerras de EEUU desde  el final de la II. Guerra Mundial. Siempre el enemigo de nuestro amigo es nuestro enemigo.

Askapena, Boltxe, EuskalHerria-Donbass, Sare Antifaxista, EPK- PCE, K17