“¡Ese partido existe!”

“¡Ese partido existe!”

Announcement Date: 4th junio 1917

Fue la respuesta que dio Lenin a Tsereteli en el I. Congreso de los Soviets de Obreros y Soldados de Toda Rusia, cuando Tsereteli, en su intervención del 4 de julio afirmó que “en toda Rusia no existe un partido político dispuesto a tomar el poder en sus manos, un partido que diga “dejad todo el poder en nuestra manos”. No existe tal partido”. Existen dos versiones acerca de este acontecimiento; la versión más extendida dice que Lenin, al escuchar dichas palabras, desde su escaño contestó “¡Existe!” o “¡Ese partido existe!”. Es esa versión la que recogen las actas y, por ejemplo, historiadores como Orlando Figes o Richard Pipes, dan veracidad a esta. Según la segunda versión, la cual defiende Robert Service, Lenin no interrumpió la intervención de Tsereteli pero cuando le dieron la oportunidad de responder, dijo: “Tsereteli dice que en Rusia no existe ningún partido que tome el poder o que se atreva a tomar el poder; yo digo que ese partido existe”, enfatizando las últimas palabras, como si respondiese a las palabras de Tsereteli.

Según las actas del Congreso, Lenin interrumpió la intervención de Tsereteli desde su escaño y entonces Tsereteli, al volver a tomar la palabra, se dirigió a Lenin. Este último dio su versión en octubre, en el artículo titulado “¿Se sostendrán los bolcheviques en el poder?” (Prosveschenie, número 1-2, octubre de 1917). Según sus palabras: “¿Se atreverán los bolcheviques solos a tomar todo el poder? En el Congreso de los Soviets de Toda Rusia tuve la oportunidad de contestar esa pregunta cuando interrumpí la intervención del ministro Tsereteli con un ”. En la edición de 1985 de las Obras Completas de Lenin, que Lenin dijo desde su escaño “¡Existe!” y que en el turno de respuesta especificó: “es el Partido Bolchevique el que está dispuesto a asumir todo el poder”.

Esta respuesta de Lenin fue muy significativa pues en ese momento la línea de los bolcheviques era que fuesen los Sóviet (órganos de obreros) los que tomasen el poder, sin repartírselo con los burgueses. Los mencheviques y eseristas que eran mayoría en los Sóviets no compartían esa táctica y eran partidarios de una coalición entre los Sóviets y la burguesía. Por tanto, su justificación consistía en que una clase social, y menos un partido de una clase social, no podía tomar todo el poder porque existía el peligro de una Guerra Civil o contrarrevolución. La respuesta de Lenin confirmaba la oportunidad y necesidad de que los obreros tomasen el poder en sus manos y quería decir que si los mencheviques y eseristas no estaban dispuestos, los bolcheviques estaban dispuestos a tomar el poder representando a los Soviets.

(En la foto el cuadro titulado “Est takaya Partiya!”, esto es, “¡Existe ese partido!” del pintor Yevgeni Kibrik).