Dan, Fiodor

Menchevique judío ruso, de formación, médico. Desde muy joven, desde 1895, entró la Unidad de Lucha para la Emancipación de la Clase Trabajadora dirigida por Vladimir Ulianov y Julius Martov, y en 1896 fue detenido por participar en una huelga, siendo deportado a la provincia de Viatka. Al volver, se unió al Partido Socialdemócrata Obrero de Rusia, creado en 1898. En 1901 emigra, a Berlín y a la ciudad suiza de Ginebra y en 1902 se convierte en trabajador del periódico Iskra. Al volver a Rusia fue detenido. En 1903, fue representante del II Congreso del Partido Socialdemócrata en Londres y en ese congreso se unió a los mencheviques: fue el más importante colaborador del que era líder de los mencheviques Julius Martov, y eso le dio la oportunidad de entrar en el equipo editor de la revista Iskra (ahora bajo control de los mencheviques). En 1905 al desaparecer Iskra Dan se convirtió en el director de Nachalo la que era publicación de los mencheviques (esto nos da una idea de cuál era la sombra de Dan entre los mencheviques. Fue delegado en los IV y V Congresos del Partido Socialdemócrata. En 1907 se exilia de nuevo. En 1912 vuelve a Rusia y en 1913 lo eligen diputado. En 1914 es detenido por posicionarse contra la guerra, pero es liberado en 1915 con la condición de que ejerciera de médico en el Ejército. En un primer momento se mostró en contra de la I Guerra Mundial pero en 1917 se unió al “defensismo democrático”, esto es, hizo en favor de continuar la guerra.

Fue también miembro del Ispolkom del Soviet de Petrogrado y también miembro de la dirección. En un principio fue partidario de la entrada de los mencheviques en el Gobierno de coalición. Según Sujanov, en esa época, fue el ayudante más cercano de Tsereteli. “Tsereteli no tendría tanta influencia si no tuviese a Dan al lado”; esto es, Dan fue el segundo del Partido Menchevique. En junio, en el I Congreso de los Soviets de Toda Rusia, lo eligieron miembro del VTsIK. En los jornadas de julio, defendió un gobierno de coalición entre los Soviets y la burguesía frente a la postura de obreros y soldados que protestaban en la calle, “condenó” la posición de los bolcheviques y la decisión de Lenin de escapar la describió como “inaceptable”; así y todo fue contrario a las medidas-represivas propuestas por Tsereteli, argumentando que estas medidas podían favorecer a los bolcheviques.

Así todo, sobre todo tras el intento de golpe de Estado de Kornilov, en el seno de los mencheviques pasó de la línea oficial a la línea izquierdista seguida por Martov. Con el objeto de prevenir que los bolcheviques tomaran el poder, era partidario de una coalición de los distintos partidos socialistas: el 24 de Octubre, en el Consejo de la República dijo que era imposible vencer a los bolcheviques “solo con las fuerzas del Gobierno” y pidió reformas; favoreciendo un Gobierno de coalición de todos los partidos socialistas. Aun y todo, se mostró en contra de la Revolución Socialista de Octubre, y junto a esto perdió el puesto que tenía en el VTsIK el II Congreso de los Soviets. Aun así, como hizo una oposición no antagónica a los bolcheviques y como era médico, empezó a trabajar en el Comisariado del Pueblo de la Sanidad. En el VII Congreso de los Soviets de 1919 y en el VIII Congreso General de los Soviets de 1920 fue representante de los mencheviques. En 1921 lo detuvo la Cheka debido a la conspiración contra el Estado Soviético.

En 1922 se fue al exilio, primero a Alemania y tras 1933, a los EEUU; y en 1923 perdió la ciudadanía soviética. De 1923 a 1940, en el exilio, fue parte de la dirección del Partido Menchevique, como responsable de relaciones. En 1941, cuando la Alemania nazi ataco la URSS, defendió públicamente a la URSS. Murió en Nueva York en 1947.