Dibenko, Pavel (Pavlo)

Marinero bolchevique ruso-ucraniano. Trabajó como cargador en el puerto de Riga, en 1911 entró en la Marina y en 1912 en el Partido Bolchevique (comenzó a colaborar con este partido en 1907, pero se hizo miembro en 1912). En 1915 participó en la rebelión del buque Pavel I; debido a ello sufrió una pena de prisión de seis meses, y luego lo enviaron a las tropas de a pie. En 1916 fue detenido de nuevo y encarcelado durante dos meses. Cuando lo liberaron, lo enviaron a la capital de Finlandia Helsingfors (actualmente, Helsinki); sin imaginarse que Dibenko allí se convertiría en un prestigioso jefe revolucionario. En febrero de 1917 jugó un gran papel extendiendo la revolución al Báltico. En abril-mayo de 1917 lo eligieron jefe del Comité Ejecutivo del Soviet de la Marina del Báltico (Tsentrobalt) (las tropas de la Marina del Báltico estaban entre los sectores más revolucionarios de Rusia). Gracias a Dibenko en junio de 1917 el Tsentrobalt presentó la moción que permitía al Soviet de la Marina del Báltico tener jurisdicción sobre los generales de esa Marina. Anteriormente, en marzo, lo eligieron diputado del Soviet de Helsingfors. Fue detenido por la participación que tuvo en los Días de Julio de 1917, y lo dejaron libre en septiembre con la condición de no ir a Helsingfors. A pesar de ello Dibenko rompió esa condición una y otra vez y cumplió los trabajos de Tsentrobalt. En el 11-13 de octubre de 1917, en el Congreso de los Soviets del Norte, Dibenko fue elegido miembro del Comité de los Soviets del Norte. Bajo mando de Dibenko el Tsentrobalt aceptó una moción que no reconocía al Gobierno Provisional. Aquello fue un gran paso para que los Soviets se posicionaran al lado de los bolcheviques. Además, también fue miembro del Comité Militar Revolucionario del Soviet de Petrogrado.

En los días de la Revolución de Octubre dirigió los destacamentos de Gachina y Tsarskoie Selo. Hay que tener en cuenta también la importancia que tuvo el buque Aurora en la Revolución de Octubre, que podría hacernos pensar que el papel de Dibenko fue mayor del que más tarde hemos conocido. Según muchos testigos Dibenko fue uno de los primeros en entrar al Palacio de Invierno. Tras la Revolución de Octubre fue nombrado Comisario Popular para la Marina. Aun y todo, según la opinión de algunos, Lenin no se fiaba de la capacidad de Dibenko y le puso un profesional adjunto. Defendió Petrogrado contra la revuelta de Kerenski-Krasnov. En enero de 1918, en el día que se abrió la Asamblea Constituyente, Dibenko se encontraba en Petrogrado encargado de las tropas para defenderla en caso de revuelta. En el 23 de febrero de 1918 tuvo que defender la línea del rio Narva, cerca de Petrogrado, contra los alemanes pero fracasó contra unas fuerzas muy superiores. Ese fracaso convenció al Gobierno Soviético de firmar el Tratado Brest-Litovsk (Dibenko estuvo en contra de firmar ese tratado). Ese fracaso provocó que en abril de 1918 Dibenko fuera destituido y expulsado del Partido, pero el tribunal militar concluyó que no era culpable, porque tenía poca experiencia y las fuerzas del enemigo eran superiores. Según el socialista francés Jacques Sadoul fue el gran apoyo que Dibenko tenía entre los marineros lo que le salvó (según otros, Aleksandra Kollontai fue la que salvó al que entonces era su marido, Dibenko). Sin embargo, fue expulsado del Partido. En aquel abril Dibenko (junto a Kollontai) fue a Samara, pues el Soviet de esa ciudad no lo controlaban los bolcheviques (sino los anarquistas, los eseristas de izquierda y los maximalistas). Según fuentes anarquistas en Samara Dibenko se pronunció contra los bolcheviques y además se proclamó a sí mismo jefe de los anarquistas de allí. Sin embargo, en mayo Dibenko abandonó Samara y volvió a Moscú.

Lenin envió a Dibenko a hacer trabajo ilegal a Ucrania, concretamente a Odessa (en aquel entonces Ucrania estaba gobernada por el “Estado de Ucrania” bajo ocupación de los alemanes). Aunque los alemanes lo apresaron en agosto –fue intercambiado por unos presos-, consiguió victorias de gran mérito liberando Jarkov y Yekaterinoslav (Dnipropetrovsk) (Dibenko, al ser los bolcheviques políticamente más débiles en Ucrania, llegó a acuerdos con otras fuerzas, por ejemplo con Majnó y con el atamán Grigoriev –según algunas fuentes, también entabló amistad con Majnó-). Su éxito conllevó el ascenso al puesto de general en 1919. Sin embargo, en abril de 1919 cometió un gran error militar: en vez de fortalecer el Donbass liberó Crimea, creando la Republica Socialista Soviética de Crimea. Sin embargo, ésto trajo que sus fuerzas se dispersasen y además que el Gobierno Soviético de Moscú lo reprobara por “indisciplina”, quedándose sin apoyo político. A consecuencia de sus errores los blancos conquistaron primero el Donbass y luego Ucrania entera. Durante 1919, además de luchar contra los blancos y los nacionalistas ucranianos, dirigió al Ejército Rojo de Ucrania en las luchas contra el Ejército Negro anarquista de su antiguo amigo Majnó y varios comandantes locales.

En 1919 Dibenko entró en la Academia del Ejército Rojo de Moscú y en diciembre de aquel año participó en la defensa de la ciudad de Tsaritsin (Stalingrado) contra las fuerzas de Denikin. En 1920 dirigió una unidad de caballería en el Cáucaso. En 1921 ayudó a sofocar la revuelta antibolchevique de Kronstadt, y más tarde luchó también contra la revuelta de la provincia de Tambov. En total ganó tres Órdenes de la Bandera Roja por sus méritos en batalla. En 1922 se graduó en la Academia del Ejército Rojo y en ese año fue readmitido en el Partido. Entre 1922 y 1925 dirigió algunas unidades de rifle del Ejército Rojo. Hizo carrera en el Ejército Rojo, entre 1925 y 1928 fue jefe de la Dirección de Artillería del Ejército Rojo y entre 1926 y 1928 del Departamento de Suministros. En 1928 lo enviaron al Centro de Asia a luchar contra los musulmanes amotinados y en 1930 se fue a Alemania a perfeccionar sus técnicas militares. En 1931 lo eligieron miembro del Partido Comunista  de Tadjikistán y del Comité Central del Partido Comunista de Uzbekistán. A partir de 1933 fue comandante del distrito militar del Volga. Entre 1936 y 1937 fue jefe del distrito militar de Leningrado. En 1935 lo ascendieron al cargo de comandante general y en 1937 fue miembro del Soviet Supremo; pero en 1938, involucrado en unas redes de golpe de Estado, fue detenido, juzgado y ejecutado.