Mezhraionka

Konstantin Yurenev fue el primer dirigente de la Mezhraionka.

Facción marxista rusa, literalmente, “Grupo de Interbarrio (Interdistrito)” (mezh: de entre o inter-, raion: barrio o distrito; a sus seguidores les llamaban mezhraiontsi). Este grupo se creó en 1913, después de la división de los marxistas de 1912. Al principio se trataba de un facción muy pequeña, solo lo componían algunos marxistas de Petrogrado; sobre todo intelectuales, más que trabajadores. Su primer dirigente fue Konstantin Yurenev, un hombre que provenía de los bolcheviques.

Sin embargo, en 1914, con el comienzo de la guerra imperialista, esta facción creció porque se unieron a ella algunos militantes conocidos. Los nuevos militantes provenían de dos “fuentes”: por un lado, de la facción de Aleksandr Bogdanov alejado de los bolcheviques en 1909 (por ejemplo Anatoli Lunacharski), y por otro lado, de los mencheviques en el exilio situados al ala izquierda, hartos de la posición blanda que su partido mantenía contra la guerra y que habían creado la revista Nashe Slovo (“Nuestra Palabra”) en Paris. Entre estos últimos había militantes muy famosos: el fundador de los mencheviques Martov, Trotski que en 1912 fue dirigente de la conferencia menchevique, Aleksandra Kollontai, David Riazanov, Moisei Uritski… Sin embargo, hay que decir que no todos los miembros de Nashe Slovo se unieron a Mezhraionka: Julius Martov nunca dejó a los mencheviques, y Kollontai se unió a los bolcheviques en 1915.

En 1917, junto con esos militantes famosos y por el papel desempeñado durante los días de Febrero, esta facción tomó prestigió. Sin embargo, todavía no llegaba a la capacidad de influencia de bolcheviques o mencheviques (solo eran 4.000 miembros), y todavía se trataba de un partido de intelectuales y no había conseguido presencia en las ciudades fuera de Petrogrado. Poco a poco, sobre todo después de abril de 1917, cuando los bolcheviques aparecieron como contrarios al Gobierno burgués y defendieron el poder basado únicamente en los sóviets, Mezhraionka se deslizó hacia la unión con los bolcheviques.

Las negociaciones empezaron en mayo (Lenin se reunió con los mezhraiontsi el 10 de mayo); pero al principio existían dos obstáculos: el primero, que su dirigente Lev Trotski desconfiaba de llamarse “bolchevique”, y por tanto, de que su partido entrara en el Partido Bolchevique como dijo en mayo (“los bolcheviques están dejando de ser bolcheviques y yo no puedo llamarme bolchevique. El nuevo partido no podrá ser bolchevique”); una petición exagerada teniendo en cuenta la diferencia de peso específico de cada partido. Por otro lado, la intención de los bolcheviques no era solo unirse a Mezhraionka, sino también con el ala de izquierdas de los mencheviques (con los “mencheviques internacionalistas”, que estaban contra la continuidad de la guerra y a favor de un gobierno formado por partidos socialistas), atrayendo a los defensores de Martov y Sujanov. El 18 de mayo, en el artículo titulado “El problema de la unión de los internacionalistas”, Lenin propuso “un mayor acercamiento de todos los grupos que han tomado una posición internacionalista”, “con base en la ruptura con todos los grupos que han traicionado el socialismo”. En el mismo artículo, Lenin propuso “un Congreso extraordinario del partido” (se haría en julio, en la semi-clandestinidad) proponiendo que los mezhraiontsi enviaran dos representantes y “convertir Pravda en periódico popular”. Y añadió que “si la facción de Martov rompe relaciones con la facción defensista de los mencheviques, también sería muy positivo que acudiesen”. Stalin, en la II Conferencia de la Organización Bolchevique de Petrogrado en julio de 1917 dijo que “tenemos intención de formar un frente revolucionario único con algunos elementos, con los que están más a la izquierda entre los eseristas y los mencheviques favorables a Martov”. Sin embargo, la rama de Martov nunca rompió relaciones totalmente con los mencheviques. El 19 de agosto, en un artículo titulado “Los árboles no les dejan ver el bosque” (publicado en la revista Proletari), Lenin afirmó que Martov no quería romper completamente con el partido menchevique, pues en una reunión de la VTsIK del 4 de agosto, aunque Martov criticara a Tsereteli, mostró grandes dudas acerca de que los Sóviets tomasen el poder, por lo que Lenin dedujo que se encontraba lejos de la política de los bolcheviques (en los días de julio, Martov se situó contra la represión, pero también en contra de que los bolcheviques tomaran el poder).

Respecto al llamamiento y organización de las manifestaciones de junio, Mezhraionka no tuvo ningún papel, pero el ambiente surgido a raíz de estas manifestaciones acercó otra vez esta facción a los bolcheviques (según algunos historiadores, Trotsky decidió dejar de lado su desconfianza después de la manifestación del 18 de junio). La crisis de julio alineó a Mezhraionka completamente con los bolcheviques aunque los dos partidos estuvieran rozando la ilegalidad. A finales de julio, en el VI. Congreso del Partido Bolchevique se fusionaron los dos partidos.

Con la incorporación de Mezhraionka, los bolcheviques incorporaron cuadros que a la larga serían importantes dentro del partido: Anatoli Lunacharski, Dmitri Manuilski, Adolf Joffe, Lev Trotski, Moisei Uritski, Moisei Volodarski, David Riazanov, Konstantin Yurenev, etc.