Dzerzhinski, Feliks

Bolchevique polaco (Dzierżyński en polaco). En 1984, con 17 años, entró como militante en grupos marxistas. Con diecisiete años se hizo miembro del Partido Socialdemócrata de Polonia y Lituania (partido dirigido por Rosa Luxemburg). Con diecinueve años, en 1897, fue detenido por primera vez y trasladado obligatoriamente a la provincia de Viatka; esta fue su primera temporada de reclusión, pues hasta 1917 estuvo más tiempo en la cárcel o el exilio interior que en libertad (en total fue detenido seis veces, consiguiendo escapar en tres de ellas). En 1905 tuvo una disputa interna del Partido con Luxemburg y eso lo acercó a Lenin: en 1906 se unió al Partido Bolchevique y al año siguiente lo hicieron miembro del Comité Central (en ese año el Partido Socialdemócrata de Polonia y Lituania se unió al Partido Socialdemócrata de Rusia –todavía los bolcheviques y los mencheviques no estaban separados oficialmente, pero en la práctica sí-). Entre 1909 y 1912 fue dirigente principal del Partido Socialdemócrata de Polonia y Lituania (Luxemburg vivía en Berlín y estaba más metida en la política alemana).  Fue detenido por última vez en 1912 y padeció duras torturas, tanto que no pudo hacer el trabajo forzoso impuesto como castigo. Fue liberado en marzo de 1917 después de que las masas de Moscú asaltaran el cuartel de Butirka y para entonces apenas era capaz de andar.

En 1917 se implicó de lleno en el Partido Bolchevique. Fue de los pocos bolcheviques que defendió las Tesis de Abril de Lenin desde el principio. Tanta fue su implicación, que en julio lo eligieron miembro del Comité Central otra vez y en septiembre lo eligieron miembro del Comité Militar Revolucionario del Soviet de Petrogrado. Tomó parte en el decisivo congreso del Comité Central Bolchevique del 10 de octubre. Lo eligieron miembro del Comité Central Ejecutivo del Soviet en el II.Congreso Mayor de los Soviets que se celebró a la vez que la Revolución de Octubre. En los días posteriores a la revolución fue uno de los organizadores de la defensa de Petrogrado junto a Stalin y Sverdlov contra la revuelta de Kerenski-Krasnov. Tras la revolución fue responsable de seguridad de la sede de Smolni (sede del Partido Bolchevique, del Comité Ejecutivo de los Soviets y del Gobierno Soviético), hasta que en el 6 de diciembre de 1917 se creó el departamento de la Cheka (Comisión Extraordinaria para la Lucha Contra la Contrarrevolución, la Especulación y el Sabotaje); eligieron a Dzerzhinski como jefe de este órgano por su experiencia y espíritu de sacrificio. En un principio en la Cheka hubo tanto bolcheviques como eseristas de izquierda, y las primeras acciones fueron bastante moderadas (curiosamente, la Cheka fue uno de los órganos que más tiempo mantuvo la diversidad política). Según Dzerzhinski, los miembros de la Cheka debían tener “la cabeza fría, el corazón caliente y las manos limpias”. En las detenciones del comienzo, normalmente liberaban a los detenidos al poco tiempo, bajo promesa de no rebelarse de nuevo o no dañar el Régimen Soviético. La Cheka fue indispensable, pues se percató de las conspiraciones militares de los servicios secretos británicos.

Aun y todo, hacia mediados de 1918 la tendencia de la Cheka se endureció, tanto cuando los eseristas de derecha comenzaron con la política de atentados (en junio asesinaron a Mosei Volodarski y en agosto a Uritski, y trataron de matar a Lenin también), al empezar la Guerra Civil de manera clara (en Don y Kuban los blancos Denikin y Alekseyev eran fuertes, y en Siberia algunos eseristas de derecha empezaron unas revueltas blancas), como cuando los eseristas de izquierda dieron el golpe de Estado en julio. En esa última revuelta los miembros eseristas de la Cheka tuvieron un gran papel, pues llegaron a detener al propio Dzerzhinski y tenerlo preso por un día. Esas situaciones provocaron el endurecimiento de la Cheka (y también la Guerra Civil y las duras políticas necesarias para ganarla) y que tomara su “carácter punitivo de clase” (a partir de 1918 la Cheka castigaba los delitos políticos más severamente o levemente según la clase social del delincuente). Dzerzhinski tenía una gran ética para el trabajo, y un estilo personal muy humilde. Muchas veces decía sobre los miembros de la Cheka que “los que os hayáis endurecido hasta no tener sentimientos, estáis mejor fuera de la organización. Aquí tenemos que actuar con el corazón y teniendo en cuenta los sufrimientos de los demás”. Muchas veces era tan severo con la Cheka y sus miembros “no honrados” (los que cometían abusos o los que se hacían miembros solo para hacer carrera) como con los enemigos de clase, llegando a fusilar algunas veces a esos miembros “no deseables”. La Cheka, además de luchar contra las conspiraciones directas, tuvo que asegurar la producción y luchar contra los sabotajes hacia ésta, por ejemplo en la época de crisis alimentaria de 1921. Dzerzhinski cumplió bien un trabajo indispensable y le pusieron el mote de “Feliks de hierro” por su firmeza. Fue jefe de la Cheka hasta que este organo fue sustituido por la GPU. Fue jefe de la GPU entre 1922 y 1923.

En 1918 se mostró en contra del Tratado de Brest-Litovsk. Tuvo duras discusiones con Lenin debido a la cuestión de la autodeterminación pues Dzerzhinski no era tan favorable como Lenin (el luxemburgismo de su juventud quizá tuvo influencia en esta posición). También tuvo algunos otros cargos, entre 1919 y 1923 fue Comisario Popular de Asuntos Internos de Rusia (Ministro), por ejemplo. Al terminar la Guerra Civil “abierta”, teniendo en cuenta las habilidades de Dzerzhinski para la administración y la organización, lo encaminaron a trabajos para levantar el país que estaba en ruinas: en 1921 lo nombraron Comisario Popular de Transporte, y entre 1924 y 1926 Comisario Popular de Economía; en este último trabajo hizo un gran trabajo para salir de la crisis económica y levantar la Rusia Soviética (fue uno de los principales responsables de establecer la Nueva Política Económica). En la esfera de la economía defendió la posición de Lenin en la “discusión en torno a los sindicatos” contra la militarización defendida por Trotsky y Bujarin y contra la Oposicion Obrera defendida por Kollontai. En 1920 se hizo miembro del comité revolucionario de Polonia (el futuro Gobierno de una Polonia hipotéticamente socialista) pero al no extenderse la Revolución a Polonia ese órgano se disolvió. En 1921, se creó la Comisión para Combatir la Desatención hacia los Niños, siendo Dzerzhinski su presidente, y “Feliks de hierro” construyó varias guarderías y orfanatos. En 1924, cuando murió Lenin, él organizó su entierro. Murió en 1926.

La calculadora llamada “Felix”, muy utilizada en las décadas de los 30 y los 40, lleva su nombre en su honor.