Gobierno Provisional

Primer gabinete del Gobierno Provisional Ruso. Arriba en el centro el príncipe Georgi Lvov, jefe de Gobierno (demócrata-constitucionalista). A la izquierda de este su compañero de partido Pavel Miliukov, ministro de Asuntos Exteriores. A la derecha el ministro de Justicia, el eserista Aleksandr Kerenski, que a partir de julio fue jefe de Gobierno.

Este Gobierno fue un Gobierno burgués establecido después de que en la revolución de febrero el zar fuera derrocado. Este Gobierno Provisional fue representante político de la burguesía y tenía como objetivo establecer un Estado burgués en Rusia. La Revolución Socialista de Octubre lo derrocaría. El Gobierno Provisional no fue elegido y en un principio fue formado por miembros de la burguesía, aunque más adelante fueran entrando miembros de los partidos conciliadores. El Gobierno Provisional no tenía ninguna legitimidad entre las amplias masas ya que los representantes políticos de los trabajadores y campesinos eran los Soviets. El Gobierno provisional, en los ocho meses que duró, implementó la política de la gran-burguesía (continuar la guerra imperialista, proteger la propiedad de la burguesía, impedir el poder de los trabajadores y etcétera.) y atrajo a los partidos conciliadores para esa política. Pero a decir verdad, comparándolo con los Soviets no tenía un gran apoyo o autoridad entre las masas populares (a este fenómeno se le llamaba “doble poder”, pues las dos instituciones tenían el poder), y aunque duró ocho meses, fue por la complicidad de los partidos conciliadores que estaban en los Soviets; que la Revolución Socialista se llevara a cabo cuando los bolcheviques tuvieron la mayoría en los Soviets lo prueba. El Gobierno Provisional tuvo dos presidentes: el kadete Georgi Lvov (de febrero a julio) y el eserista Aleksandr Kerenski (de julio a octubre).